En los algoritmos que rigen el coche autónomo deben estar descritas todas las situaciones posibles. Solo si tiene previsto lo imprevisible podrá decidir en cada momento. Dos grupos de investigación españoles se encargan de esta tarea

Aquí puedes leer la noticia completa:

https://retina.elpais.com/retina/2019/03/14/innovacion/1552577312_725241.html