A partir de este jueves 24 de diciembre ya pueden circular los famosos megacamiones por las carreteras españolas. Vehículos de hasta 60 toneladas y 25,25 metros de longitud podrán recorrer nuestras vías con la intención de reducir costes para las empresas de transporte. Esta norma ha entrado en vigor un dia después de haber sido publicada en el Boletin Oficial del Estado. De esta manera el gobierno autoriza a circular a estos vehículos de más de 6 ejes.

Para circular estos megacamiones deberán de contar con una autorización que tendrá en cuenta las repercusiones que puedan tener en el tráfico y en la Seguridad Vial. La meta que persigue el gobierno con esta nueva normativa, es colaborar con en la mejora de la logística del transporte terrestre ya que los costes se reducen entre un 15% y 50%.

Técnicamente se considera megacamion a un conjunto de vehículos con más de 6 ejes, cuyo módulo separadamente no superar los límites de masas y dimensiones establecidos. La masa máxima autorizada es de 60 toneladas, la longitud máxima es de 25,25 metros y la carga no podrá sobresalir de la planta del vehículo. Una nota importante es que dicha autorización no se podrá conceder a los megacamiones que transporte mercancías peligrosas por carretera.

La normativa que regula la circulación de los megacamiones contempla la necesidad de obtener al anterior mencionada autorización expedida por el órgano competente en materia de tráfico.

Características de dicha normativa:

– Siempre que sea posible, los itinerarios de estos transportes deberán transcurrir por autopistas y autovías.

– Sólo se permitirá la circulación por carreteras convencionales siempre que el recorrido por estas no supere los 50 kilómetros y sea como consecuencia de que se realiza el inicio o destino del viaje, así como que la autorización de circulación sólo se concederá si el recorrido total supera los 150 kilómetros.

– El vehículo motor deberá corresponder a determinada categoría medioambiental Euro, y deberá ir equipado con determinados elementos de seguridad (suspensión neumática, avisadores de cambio de carril, etc.).

– La velocidad máxima autorizada será la misma que la establecida en la actualidad para los restantes vehículos de transporte pesado, esto es, 90 km/h en autopistas y autovías y 80 km/h en carreteras convencionales.

– Finalmente, el conjunto del vehículo llevará obligatoriamente un sistema de señalización de advertencia para el resto de usuarios de la vía, en concreto mediante señales luminosas o rotativos en todo su contorno, así como portando la señal de vehículo largo en su parte posterior con la nomenclatura “XL” identificativa de su mayor dimensión.

Desde Grupo Ducco disponemos de nuestro departamento de consultoría, donde podremos aclararte cualquier duda relativa a esta nueva normativa.

Te esperamos.