En el sector del transporte no es muy dado (todo tiene sus matices) que sus trabajadores lleguen a reclamar judicialmente salarios por horas extras o excesos de jornada.

Las razones pueden ser varias, por un lado está muy interiorizado en la conducta del conductor que eso forma parte de su trabajo, son gajes del oficio que debes soportar como buen profesional que “ama” su trabajo (si vienes al sector transporte ya sabes lo que hay), y por otro lado generalmente se piensa que realizar ese tipo de reclamaciones te cierra puertas y “te señala” a la hora de buscar un nuevo empleo en el sector, funcionando como una suerte de corporativismo a la inversa.

El registro de jornada se va a hacer extensible a todos los sectores y al sector transporte también le debe ser de ayuda este “doble” control.

Lo cierto y verdad es que el sector transporte ha sido pionero en el uso de sistemas de control de jornada, pero esta nueva normativa ha de comprender un paso más hacia la racionalización de los horarios en este sector.

Es una oportunidad para hacer al sector transporte más atractivo a nuevos trabajadores.

En este proceso una correcta anticipación en la planificación de rutas y servicios es esencial para atraer nuevos trabajadores al sector.

Legislación:

Dónde está regulado el registro y control de jornada:

– Real Decreto-ley 8/2019, de 8 de marzo, de medidas urgentes de protección social y de lucha contra la precariedad laboral en la jornada de trabajo.

– Real Decreto 1561/1995, de 21 de septiembre, sobre jornadas especiales de trabajo.