Tráfico cuenta en la actualidad con diferentes tipos de radares, y algunos de ellos no son visibles ni están señalizados. 

La Guardia Civil de Tráfico está usando nuevos radares como los Veloláser, unos cinemómetros “indetectables” pensados para convertirse en la pesadilla de aquellos que circulen a más velocidad de la que deberían. O los radares de vehículos uniformados, que utilizan ondas de efecto Doppler para pasar desapercibidos.

Así, los radares Veloláser son unos aparatos que miden menos de 50 centímetros, pueden colocarse en cualquier punto kilométrico, bien sobre un trípode o adosado al lateral de un coche de la Guardia Civil.

Por su parte, el segundo de los métodos también es indetectable para los sensores convencionales, pues las ondas de efecto Doppler funcionan en bandas de frecuencia distintas a los detectores de radares.

Pueden leer el artículo completo en Autopista.


En Ducco ponemos a su disposición formación actualizada y de calidad como herramientas clave a la hora evitar tanto situaciones de riesgo en la carretera como sanciones innecesarias.

Ofrecemos servicios formación a medida a nivel presencial u online. Nuestro objetivo es fomentar el reciclaje y la actualización profesional para trabajadores del sector.

Además todos nuestros planes de formación pueden ser gestionados a través de la Formación Programada, facilitando y reduciendo la inversión en formación a través de bonificaciones.

Suscríbete a nuestra web para mantenerte informado de nuestros servicios